Exoesqueleto

Cualquier médico, sobre todo cirujanos, te dirá que, sin entrar en debates morales, su trabajo es reparar seres humanos, pero todos sabemos que hay determinadas dolencias, traumas y enfermedades que no tienen solución. Al menos por ahora.

A través de Xataka hemos conocido esta semana que un equipo francés de investigadores. dirigido por el profesor Alim Louis Benabi, ha conseguido que un paciente tetrapléjico (parálisis desde el cuello hacia abajo) consiga volver a mover manos y piernas empleando un exoesqueleto.

Lo importante de este estudio es que el movimiento del exoesqueleto se realiza directamente desde el cerebro, empleando sensores que captan las señales de la corteza sensoriomotora y son capaces de interpretarlos.

Pacientes con este tipo de dolencia son capaces de seguir produciendo señales para mover sus extremidades, pero estas señales no llegan a sus receptores. A través de muchos meses de entrenamiento, es posible interpretar estas señales y hacer que el exoesqueleto las traduzca en movimiento.

En el artículo de Xataka podéis ver un vídeo donde se ve al paciente dar sus primeros pasos tras más de 4 años de parálisis completa.

Como siempre os decimos, es un primer paso (nunca mejor traído), pero es un gran avance para todos aquellos pacientes que sueñan con recuperar cierta movilidad en un futuro a medio plazo.

Aquí tenéis el enlace a la noticia: https://www.xataka.com/medicina-y-salud/exoesqueleto-robotico-controlado-mente-permite-moverse-a-joven-frances-cuatro-anos